© 2016 MAESTRO ARTESANO PERFUMISTA  |  Diseño Web: Anna Horno  |  Política de Cookies  |  Legal & Privacidad
Perfumería 100% Natural

Aunque muchas empresas dicen que su perfumería es totalmente natural, por desgracia, no suele ser cierto. Desde esencias totalmente artificiales pero “idénticas” a naturales, a aromas reconstituidos 100% naturales sin una gota de la planta de la que dicen obtenerse, el panorama de lo natural en perfumería en estos momentos es desolador.

Esto se debe principalmente a que la gama de aromas y sus mezclas que pueden conseguirse exclusivamente con extractos vegetales puros, está muy alejada de los gustos del mercado convencional de la perfumería.

Ello induce a los subterfugios y “trampas” de hacer creer al consumidor que un producto es totalmente natural, cuando a veces y flagrantemente es completamente falso.

perfumeria-100-por-100-naturalYo sólo trabajo en mis composiciones personales con aceites esenciales, hidrolatos, absolutos y extractos de plantas, como tinturas. Bajo demanda puedo trabajar con extractos al CO2. En algunas ocasiones he trabajado con materias primas sintéticas, pero siempre y cuando no se engañe al cliente diciendo que son naturales cuando no es cierto.

No me gusta trabajar con sustancias aromáticas aisladas “naturales”, considero que aunque sean de origen natural, son sólo una parte de la planta y prefiero trabajarlas en su totalidad.

No me preocupan ni me interesan los llamados “avales ecológicos”. Algunos son auténticas mafias que sólo están para ganar mucho dinero a costa de los fabricantes y consumidores. Sería bueno que los lectores considerasen que este tipo de entidades son empresas privadas con un afán comercial importante y que, como en todas las actividades humanas, existen todo tipo de chanchullos.

Para mi, el mejor sello ecológico es el que hace que una planta prospere y crezca en su hábitat natural sin la intervención humana. He comprobado que a veces aceites esenciales ecológicos certificados carecen de la energía y vitalidad de aceites esenciales silvestres. Y otras que son auténticos desastres. Por supuesto, también he encontrado excelentes calidades.

Por lo tanto, para mi, la máxima garantía en calidad no me la da ningún sello, sino mi olfato y las sensaciones que las materias primas con las que trabajo me transmiten.

Evidentemente, si consigo un aceite esencial o extracto vegetal ecológico y de máxima calidad energética, lo prefiero a uno de cultivo convencional, pero el “buenismo” ligado a veces a este tipo de productos, no siempre garantiza la mejor calidad según mi experiencia de casi 30 años.

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Tu nombre (requerido)

Tu e-mail (requerido)

Subir