© 2016 MAESTRO ARTESANO PERFUMISTA  |  Diseño Web: Anna Horno  |  Política de Cookies  |  Legal & Privacidad
Blog

Notas Aromáticas y Perfumería Natural

NOTAS AROMÁTICAS Y PERFUMERÍA NATURAL

Estructura de los Perfumes

La volatilidad es la característica física indispensable para que una sustancia tenga olor. Los perfumes huelen porque son volátiles. Los receptores sensitivos reciben primero las notas más volátiles. Un perfume se considera constituido por tres partes fundamentales:

●  Salida (altas)
●  Corazón (medias)
●  Fondo (bajas)

estructura-de-los-perfumesLas notas de salida son las más volátiles y, por tanto, las primeras en ser detectadas por nuestros receptores sensitivos. Se deben principalmente a componentes cítricos, verdes, aromáticos y flores blancas, con efectos olfativos frescos y etéreos.

Las notas de corazón, o notas medias, son la parte central del perfume, son los aldehídos, frutos, flores y especias, y confieren volumen, riqueza y exotismo.

Las notas de fondo son las más tenaces, menos volátiles. Otorgan persistencia y carácter al perfume, son notas amaderadas, orientales, ambaradas y animales. Un perfume muy fresco será menos persistente que un perfume cálido, porque el frescor proviene de los componentes más volátiles, y las sensaciones densas y cálidas, más tenaces, son menos volátiles.

Aceites esenciales considerados como Notas de Salida

●  Cítricos: naranja, limón, bergamota, lima, mandarina, pomelo, etc.
●  Aromáticos: lavanda, lavandín, espliego, romero, tomillo, etc.
●  Verdes: gálbano.
●  Flores blancas: azahar (nerolí).

Aceites esenciales considerados como Notas de Corazón

●  Flores: rosa, jazmín, ylang-ylang.
●  Especias: clavo, canela, pimienta.

Aceites esenciales considerados como Notas de Salida

●  Maderas: sándalo, cedro, pachulí, vetiver.
●  Musgos: musgo de encina, musgo de roble.
●  Orientales: benjuí, opopónax, mirra, incienso.

Antiguamente, todos los perfumes y aguas perfumadas se realizaban a base de aceites esenciales de origen vegetal y unas pocas esencias de origen animal. En la actualidad, estos son ingredientes nobles en la paleta de un perfumista y por lo general no se usan demasiado o en muy pequeñas cantidades y en composiciones de gran calidad.

Nosotros podemos realizar perfumes muy sencillos y potentes, sanos y armoniosos, que rescatan el espíritu de la perfumería antigua. Las mezclas de A.E. suelen diluirse en alcohol de 70o, se dejan macerar y se filtran al cabo de uno o dos meses, pero si se quiere hacer perfumes rápidos y todavía más sanos, pueden realizarse en una base oleosa, es decir, en aceite vegetal. Yo recomiendo el de jojoba, ya que nunca se oxida (enrancia) y es de lo más excelente para todo tipo de pieles. También evita el resecamiento que el alcohol siempre produce, por lo que es adecuado incluso como sustitutivo de cremas.

Enrique Sanz Bascuñana, extracto del libro “Aromaterapia Práctica: Una Terapia Natural para el Placer“.

 

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Tu nombre (requerido)

Tu e-mail (requerido)

Comparte esto

Escribe un Comentario

c

No hay Comentarios

Subir